Empresas y Negocios | ECONOMÍA

Economía de año bisiesto: entre el año del compensar los desfases y el de la confusión

Las cuentas pendientes que el Gobierno deberá abordar en los próximos meses. Es año bisiesto. Tenemos un día más.
  • achicar
  • agrandar
  • Imprimir
  • enviar

Por Damián Di Pace para Página 12 | 

Página 12

Economía de año bisiesto: entre el año del compensar los desfases y el de la confusión
02.01.2020 13:47 |  El 2020 será año bisiesto. Remontémonos a Roma año 49 antes de cristo. El calendario romano era impreciso. En un viaje a Egipto, Julio César encuentra que ese calendario era más exacto que el romano. Encomendó a Sosígenes de Alejandría (astrónomo, matemática y filósofo) la misión de diseñar un nuevo calendario. El astrónomo hizo la entrega entre el 48 y 46 antes de Cristo. El calendario tenía duración de 365 días y un día adicional cada cuatro años para compensar un desfase generado por la revolución no sincrónica de la tierra en torno al sol. Para compensar esos desfases el 46 antes de cristo fue el año más largo de la historia con 446 días de duración.

Bien le vendría a Argentina contar con 81 días adicionales para negociar con el FMI sin que se modifique el calendario juliano actual de 365 días. Sería como crédito de “tiempo” que no tuvo el actual gobierno pero lo está obligando a tomar decisiones poco felices. En términos criollos un “impuestazo” para mejorar las cuentas fiscales vía mayor recaudación que permita despejar los peligros de incumplimiento de pagos futuros en el caso de lograr un acuerdo con los organismos internacionales y acreedodres privados que se llevan un tercio de la deuda total de Argentina.

Dólar, Bienes Personales e impuestos: el Gobierno reglamentó la Ley de Solidaridad
Puertas para adentro los sacrificios abarcan a muchos sectores. Para el caso de los jubilados la suspensión de la fórmula jubilatoria con bonos de $5000 para diciembre y enero pero aún sin conocer como será en marzo queda la incógnita de cuanto se podría ahorrar del gasto primario público por esta vía en el primer semestre de 2020 que con la fórmula suspendida luego de perder siempre frente a la inflación la misma podría darle resultado positivo.

Para el caso de las pymes por un lado tenemos moratoria “excepcional” con plan de facilidades tendrá un plazo máximo de 60 cuotas para aportes personales con destino al Sistema Único de la Seguridad Social y para retenciones o percepciones impositivas y de los recursos de la seguridad social. En tanto que para las restantes obligaciones, tendrá un plazo de 120 cuotas. La tasa de interés será fija del 3% mensual durante los primeros 12 meses y luego será la tasa variable equivalente a BADLAR utilizada por los bancos privados. Sin embargo se incorpora doble indemnización, se congelan las rebajas de los aportes patronales establecido en la última reforma tributaria y no se plantea al menos por ahora ningún tipo de disminución impositiva hacia el microempresario ni en el plan pase “monotributo” a “responsable inscripto” que vencerá en febrero 2020 heredado de la gestión Macri.

Por su parte, bienes personales, impuesto al dólar ahorro, dólar turista, dólar streaming (ahora 8%) golpean fuerte a una clase media que en la gestión Macri ya estuvo golpeada. A su vez, la ley de emergencia aprobada en el Congreso de la Nación plantea que los golpes serán como mínimo 5 años. La clase media ruega que Martín Guzmán durante ese período pueda ejecutar el “pragmatismo” prometido y logre que el “peso argentino” recupere valor y que Argentina no tenga que vivir con desdoblamientos cambiarios permanentes y que los incentivos estén puestos en que los argentinos blanqueen sus activos y no los escondan producto de que bienes personales le saca con impuestos aún más de lo que ya pago al adquirirlos.

Las retenciones a las exportaciones no implica solo bienes del campo sino un sector como servicios que también era deseable impulsar con la “ley de economía del conocimiento”. Quienes trabajan y prestan servicios al exterior generan divisas por más de u$s6.300 millones deben liquidar con retención del 5 % a partir de la reglamentación de la “Ley de Emergencia”. Por la anterior resolución en virtud de lo establecido por el Dto. 1201/18, el derecho de exportación aplicable hasta el 31 de diciembre de 2020 era del 12%, el que no podría exceder de $ 4 por cada dólar estadounidense del valor imponible determinado. Sin embargo, quienes ahora reciben dólar a $56 cuando realizan un viaje de negocios a Uruguay lo pagan a $ 81,90 sino consiguen pasaje por Aerolíneas Argentinas y si tienen que reponer insumos en dólares y no son mayoristas deberán tener sus dólares a la espera adquirido en el mercado informal como le sucede a cualquier Pyme.

Como la ley de emergencia implica “solidaridad” no es solo sacar vía impuestos sino redistribuir vía el Estado “ahorro” de la clase media, porción de viajes al exterior, cuota parte de una casa o un auto, porción de la producción en bienes y servicios, entre otros. De acuerdo al CEPA implica bono a los jubilados en diciembre y enero, de hasta $5.000 para alcanzar en el 60% de los jubilados el monto de $19.068. Esta erogación implica unos $15.282 millones (2.765.708 jubilados hasta la mínima y 581.355 hasta $19.068 aproximadamente).

La AUH tendrá un bono de $2.000 en diciembre par a implementación de la tarjeta de alimentos para aquellos/as perceptores/a de AUH con hijos/as menores de 6 años, embarazadas desde los 3 meses de gestación y para aquellos/as que tengan hijos/as discapacitados/as, en montos que van de $4.000 (en caso de tener un/a hijo/a) y de $6.000 (dos o más hijos/as) sumará otros $4.410 millones mensuales al consumo, en este caso, de alimentos.

La quita de IVA a alimentos continuará solo para AUH y Jubilados con devolución de IVA por $700. 77.292 casos de AUE y de 3.923.040 casos de AUH. Esto implica $8.000 millones adicionales en diciembre.

Por su parte al sector privado empresario se le pedirá un esfuerzo más con bono a los trabajadores que sería de $6.000 a $9.000 dividido entre enero, febrero y marzo. Unos $30 mil millones al consumo que son anticipados de futuros adelantos en paritarias.

Por su parte de acuerdo a Elypsis el congelamiento de tarifas por 180 días implica un ahorro en familias y pymes de $107.925. $65.033 millones de ahorro/subsidio de gas y $42.892 millones de ahorro/subisidio en electricidad.

Es año bisiesto. Tenemos un día más. Al año para compensar los desfases del calendario romano con 445 días de duración e iniciar un año desde cero se lo llamó “año Juliano” o el “año de la confusión”. Los Argentinos no saben si ese año es el que se está por ir o el que está por venir. Al brindar en familia el deseo será que el “año de la confusión” haya sido el que se fue.
  • achicar
  • agrandar
  • Imprimir
  • enviar


contacto@opinafe.com.ar
Santa Fe

Copyright 2011 | Todos los derechos reservados.